Un mercado inexplorado

Recorriendo los rankings de música country, uno puede contar con los dedos de una mano la cantidad de artistas negros que han logrado cierto éxito en este género. Algunos ejemplos son Stoney Edwards, Cleve Francis, o Charley Pride, quien ha sido el segundo artista más exitoso para el sello RCA Records, luego de Elvis Presley. Edwards, nacido en Seminole, Oklahoma, fue un excelente intérprete que sólo logró unos éxitos menores como "Two Dollar Toy" o "She's My Rock", mientras que Francis logró llevar pocos temas a las listas country, entre ellos "Love Light" y "You Do My Heart Good".
Alguien que hizo mucho por la música country como Ray Charles, no es generalmente reconocido como un artista country, por lo menos por el público en general, aunque sí por los críticos, que lo han incluido en cuanta enciclopedia del género existe. No contemos, por supuesto, a aquellos artistas de raza negra, que viniendo de otros estilos, grabaron algún que otro album country, como "Ivory" Joe Hunter, Sammy Davis Jr., Tina Turner, Fats Domino, Herb Jeffries o Nat King Cole.
Pero la influencia negra en el country va más allá de lo que muchos conocen: allá por los años 30, un músico de Greenville, Alabama, llamado Rufe “Tee Tot” Payne, comenzó a enseñarle a tocar la guitarra y a cantar a un jovencito llamado King Iram Williams, quien eventualmente se convertiría en uno de los más grandes artistas country de todos los tiempos: Hank Williams.


DeFord Bailey

En Tennessee, otro artista, llamado DeFord Bailey, estaba teniendo tremendo éxito como parte del elenco del programa radial Grand Ole Opry, un show que se emitía en vivo desde el legendario auditorio Ryman, en Nashville, Tennessee. Bailey, nacido en 1899 en una zona rural del condado Smith en el estado de Tennessee, fue un maestro de la armónica. Pero como los de su raza, Bailey, por más exitoso que fuera, no podía evitar ser víctima del racismo: según él mismo declaró años más tarde, los directivos del Grand Ole Opry lo despidieron para no pagarle lo que le correspondía, aduciendo que él estaba cantando siempre las mismas canciones. Sin embargo, el público parecía apoyarlo y él se presentaba muchas veces más que algunos de los otros intérpretes. Sin embargo, la puerta le fue abierta y le invitaron a retirarse del show. El 23 de junio de 1983, gigantes del country como Roy Acuff y Bill Monroe rindieron homenaje a este artista que fuera ignorado por tanto tiempo y que acababa de fallecer. Años más tarde, Bailey fue incluido en el Hall de la Fama de la Música Country.
La influencia de la raza negra en el género country va más allá de Payne o Bailey: el banjo, instrumento característico del estilo, fue inventado en Africa. Más de 400 éxitos radiales han sido compuestos por gente de raza negra, ya sea compositores, músicos o intérpretes. Algunas de las primeras grabaciones de guitarras a pedal fueron hechas por el músico ciego negro Blind Lemon Jefferson.
Ray Charles y Travis Tritt Y por supuesto, fue el genial Ray Charles quien más hizo por llevar la música country a audiencias negras. Charles, nacido en Albany, estado de Georgia, en 1930, se crió escuchando música country y sobre todo, el programa radial del Grand Ole Opry. Comenzó en grupos country tocando el piano, pero luego, en la cúspide de su carrera como cantante de soul y blues y habiendo sido aceptado ya de manera masiva por el público blanco, el artista decidió grabar un album de clásicos country llamado "Modern Sounds in Country & Western". Muchos creyeron que estaba loco y que sería un suicidio artístico: ¿cómo un artista con una carrera ya establecida pretendía hacer un giro tan dramático en la misma? Sin embargo, sus versiones de clásicos country fueron un rotundo éxito que originó una segunda parte del Lp y muchos otros álbumes de Charles interpretando clásicos country y participando de muchos shows televisivos del género, hasta que en los años 80, firmó un contrato con Columbia Records para grabar cuatro álbumes totalmente dedicados al género country. Su album "Friendship" reunió a un impresionante elenco de gigantes del country para que lo acompañaran cantando a dúo: Willie Nelson, Johnny Cash, B. J. Thomas, Ricky Skaggs, los Oak Ridge Boys, George Jones y Mickey Gilley, entre otros.

Charley PridePero según Frankie Staton, fundadora de la Black Country Music Association (BCMA), ha habido muchos otros cantantes negros que han golpeado puertas y no han tenido oportunidades. El propio Charley Pride, que según muchos sonaba más blanco que el propio Hank Williams, debió recibir la ayuda de su amigo Willie Nelson, quien lo incluyó en sus giras. Pride, nacido en Sledge, Mississippi, comenzó a cantar country como resultado de una fallida carrera en el béisbol. En los años 1971 y 1972 fue ganador del premio Vocalista Masculino del Año y en el 71 fue Artista del Año, máximo galardón otorgado por la Country Music Association. Pride logró llegar en 29 oportunidades al Nº 1 con sus éxitos, entre ellos "Kiss an Angel Good Morning", "A Shoulder to Cry On" y "My Eyes Can Only See As Far As You". “La gente compraba mis discos" -cuenta Pride- "y cuando iban a mis conciertos, esperaban eufóricos a que yo apareciera. El locutor decía ‘Con ustedeeeeees, Chaaaaarley Pride!!!’ y todos gritaban y aplaudían, pero cuando yo aparecía en escena, se hacía un silencio total, hasta que yo arrancaba cantando y volvía la locura. Después les importaba un bledo si yo era blanco, negro o verde." Pride tuvo la suerte de surgir en una época donde no existían los videoclips, y su sello discográfico, RCA, decidió obviar fotos del artista en los álbumes: recién en el tercero apareció una foto de Pride.
Pero eso fue en los años 60. ¿Qué pasa hoy en día? En 1992, el cardiólogo Cleve Francis decidió comenzar una carrera en el género country. Francis, de raza negra, tuvo algunos pequeños éxitos antes mencionados, pero su carrera no logró despegar. Aún así, en una entrevista, él declaró que la música country necesitaba de más cantantes negros. Fue esto que hizo que Staton se contactara con él y ambos se pusieran manos a la obra para crear la BCMA. Staton, cantante y compositora que tiene además un restaurante en el Opryland Hotel en Nashville, se considera 100% una cantante country y a raíz de su decisión de fundar la BCMA, vió como en cuestión de días, su casa fue inundada de fotos y grabaciones de artistas negros que querían cantar country.
Según Staton, la encuesta Simmons en 1994 mostraba que 24% del público de raza negra que escuchaba radio, escuchaba country.
J.J.JonesJ.J. Jones, bajista que ha trabajado con George Jones y Mel Tillis, grabó un album que nunca fue lanzado al mercado. Hoy se dedica a ayudar a cantantes negros a través de la BCMA, apoyando a Staton. Su frustración es que muchos ejecutivos asumen que “un negro no es country” y que “no hay mercado”. Pero nadie se ha preocupado por experimentar con ese mercado.
Los últimos años parecen estar ofreciendo algún experimento: Neal McCoy, Trini Triggs y más recientemente, las cantantes Rissi Palmer y Miko Marks e incluso la incursión del blusero Solomon Burke en el estilo con su cd "Nashville", quieren definitivamente, romper los estereotipos y lo están logrando, con éxitos de por medio.

 


Trini Triggs

Rissi Palmer

Neal McCoy

Miko Marks

Raúl J. Tejeiro