Johnny & June: Locura y Pasión
(Walk The Line - 2005)

Cuando de biografías de cantantes se trata, un director puede echar mano a tres recursos:

1-usar las grabaciones originales del cantante, aunque masterizadas y mejoradas, mientras que el/la actor/actriz hacen "lipsynch", o sea que mueven los labios sobre la grabación. Ejemplo, Dulces Sueños, protagonizada por Jessica Lange, quien interpretaba la cantante Patsy Cline o Take Me Home, con Chad Lowe como John Denver.

2 - otra opción es buscar a algún buen imitador, quien regraba las correspondientes canciones. Como ejemplo, recordemos al excelente Kurt Russell interpretando a Elvis en el filme del mismo nombre, dirigido por John Carpenter en 1977. En ese momento, recurrieron al cantante country Ronnie McDowell, lo que catapultó su carrera.

3 - El tercer caso es el más difícil para el/la actor/actriz, y es cuando se decide a interpretar las canciones del biografiado, realizando la imitación lo más cercanamente posible. Buen trabajo logró Sissy Spacek cantando como Loretta Lynn en La Hija del Minero y se llevó un Oscar.

Esto último es lo que encaran Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon en Johnny & June: Pasión y Locura, logrando un mejor resultado ella que él. En el filme, Phoenix suena muy aceptable, aunque si nos sentamos a escuchar sólo el cd, el resultado ya no es tan positivo, pero ¡cuidado! tampoco es malo.

Walk the Line, tal su título original basado en una canción clásica compuesta por el desaparecido Johnny Cash, no es exactamente una biografía, aunque nos cuenta someramente su ascenso a la fama. Es más bien, el retrato de una casi eterna historia de amor. Ya a los 10 años, Cash escuchaba a June Carter en la radio cuando ésta era una exitosa niña cantante junto a su familia, la legendaria Carter Family. Los años los llevarían a cruzarse en escenarios y a aumentar la fascinación de Cash por quien, eventualmente, sería su esposa y salvadora.

La caída de Cash en el mundo de las anfetaminas, de la mano de los cantantes Elvis Presley y Jerry Lee Lewis, y la salvación y apoyo que Carter significó en su vida, es lo que el filme narra en casi dos horas de duración, culminando con la grabación de su exitoso album en vivo "Johnny Cash at Folsom Prison" en 1968.

Quizás los espectadores de estos lares no estén muy informados de la carrera y dimensión musical de Johnny Cash, un hombre que plasmó en sus clásicas canciones country, los padecimientos de los desposeídos, los presidiarios, el simple trabajador y hasta el destrato recibido por los indígenas norteamericanos por su propio gobierno. Fue además, uno de los pocos artistas que se dedicó a llevar su música en vivo a las prisiones como Folsom o San Quintín. y un rebelde que desafió los dictámenes de la industria discográfica.

Actuaciones poderosas, buenas interpretaciones musicales y una sólida dramatización de la historia de amor de Cash y Carter, hacen de Johnny y June un film imprescindible para los amantes de la música y muy recomendable para los aficionados al cine en general.