Nashville Sound/
Country-pop

Los años Cuarenta fueron muy buenos para la Música Country: surgieron estilos como el Western Swing y el Bluegrass, y el Honky Tonk, que ya estaba presente desde antes, comenzó a tener un éxito muy importante. Pero el advenimiento de la década de los Cincuenta y sobre todo, de un nuevo sonido, el Rock And Roll, significó un duro golpe para nuestro estilo musical. El Rock And Roll, o Rock'n'roll o simplemente Rock fue más que un nuevo estilo musical: se convirtió en un evento sociológico que hizo que el público blanco que escuchaba Country se mezclara con las audiencias de raza negra que prefería el Blues, derribando barreras raciales y musicales. Pronto todo fue Rock y las ventas y popularidad de muchos exitosos artistas cayeron estrepitosamente. Algunos sabiamente se acercaron al sonido rocanrrolero y mezclándolo con toques de Country idearon un sonido llamado Rockabilly -Johnny Horton, Rose Maddox, Wanda Jackson, entre muchos-. Pero muchos otros no lograron o ni se atrevieron a esa transición y los productores, al ver mermadas sus arcas, decidieron buscar un sonido alternativo que atrajera a públicos mayores. Aquellos artistas country que en años anteriores se habían destacado interpretando Country más tradicional, dejaron de lado sus sombreros y trajes de cowboy y los cambiaron por sofisticados smokings o lujosos vestidos. Cambiada la presencia, la música fue el siguiente paso: las pequeñas bandas country fueron reemplazadas por enormes orquestas con muchos violines y vientos, mientras que suaves coros - especialmente el cuarteto The Jordanaires y el grupo vocal The Anita Kerr Singers- subrayaban la voz del vocalista. Se buscaba una perfecta dicción del cantante y se evitaba todo tipo de acento, o sea que todo aquello auténtico que la Musica Country había tenido se fue diluyendo poco a poco. Eso sí, de vez en cuando algún toque de guitarra a pedal o pedal steel guitar daba lentamente el toque country. La Música Country dejó de sonar como Hank Williams para acercarse al sonido de Henry Mancini o Ray Conniff y si bien los puristas pusieron el grito en el cielo, comenzaron a venderse millones de discos de este nuevo estilo country para alegría de Chet Atkins en RCA Victor y Owen Bradley en MCA Records, los dos cerebros detrás de este producto que pasó a denominarse Nashville Sound.

Primeros ejemplos del Nashville Sound y/o Countrypolitan: Jim Reeves, Patsy Cline, Ray Price y Charlie Rich.

Patsy Cline, Eddie Arnold, Red Foley, Brenda Lee, Glen Campbell, Bobby Goldsboro, entre otros, fueron estrellas del Nashville Sound que pasaron a gozar de una fama internacional con éxito tras éxito. Comenzados los años Setenta, el sello Columbia se unió a esta exitosa fusión de pop con elementos country y el resultado fue el surgimiento vertiginoso de estrellas como Charlie Rich -Behind Closed Doors, The Most Beautiful Girl, entre otros- y Lynn Anderson, famosa por su éxito internacional Rose Garden.

En la nueva década, ya que el sonido comenzó a ser más sofisticado, se evitó el rótulo Nashville Sound y se acuñó uno nuevo denominado Countrypolitan o Country Cosmopolita, para dar una idea de un nuevo sonido, pero era sencillamente más de lo anterior, pero sonando mejor. Intérpretes que en una época se habían caracterizado por un estilo country más auténtico, no pudieron evitar ser atraídos por los millones de dólares que llegaban a las empresas discográficas, así como no pudieron desconocer la popularidad internacional que el sonido Countrypolitan podía darles. Este cambio drástico de estilo les trajo una segunda e insospechada ventaja: una vez que el público internacional hubo descubierto a gente como Ray Price o Charley Pride, los compradores se avocaron a comprar, escuchar y redescubrir el previo sonido realmente country de estos artistas.

Reaccionando a tanto sonido pop en el country, surgieron artistas como Willie Nelson, Waylon Jennings, Johnny Cash, Kris Kristofferson, David Allan Coe, los Glaser Brothers y muchos más, con un movimiento que fue denominado Outlaw (Renegado), mezclando sonidos Honky tonk, Country Rock y Rock Sureño, y que logró ponerse en el bolsillo a todos aquellos que ya estaban hartos del pop-country.

Country-pop más cercano: Kenny Rogers, Anne Murray, Shania Twain y Carrie Underwood.

Pero pasado el furor de los Outlaws, el Country Pop -que así pasó a llamarse- volvió a atacar. Artistas que fueron muy country, comenzaron a buscar mayor proyección internacional nuevamente mezclando Country y Pop. Los más exitosos en este nuevo pero viejo experimento fueron, sin duda alguna, Kenny Rogers, Anne Murray, Eddie Rabbitt, Crystal Gayle, Barbara Mandrell, Lee Greenwood, Dolly Parton, Juice Newton, T.G.Sheppard, Mickey Gilley, John Denver, entre muchos otros. Algunos intérpretes llegaron a impregnar su música de tanto pop, que se hacía difícil considerar a algunas de sus canciones como Música Country. Como ejemplo, recordemos el clásico "Lady", compuesto por Lionel Ritchie e interpretado por Kenny Rogers, que llegó al primer lugar de las listas Country de Billboard por una semana, mientras que se mantuvo seis semanas en el tope de las listas Pop.

A fines de los años Ochenta y comienzos de los Noventa surge el movimiento llamado Neo-Tradicionalismo, que al igual que los Outlaws en los Setenta, quizo contrarrestar tanto invasión pop en el género country. Así, artistas como Ricky Skaggs, Dwight Yoakam, Randy Travis, Ricky Van Shelton, Highway 101, Rodney Crowell y muchos otros, se dedicaron a la tarea de llevar a nuevos públicos el Honky Tonk, Rockabilly, Western Swing, Western, Rock Sureño y todos los demás subestilos de Country Music dejados de lado por el Country-Pop. Pero a fines de los Noventa, el péndulo vuelve a oscilar hacia el otro lado y nuevamente arremete el Country-pop. De todos modos, hoy en día hay más público, más radios y por consiguiente, más mercado para casi todos los subgéneros de la Música Country. Hoy en día, este Country-Pop está representado por artistas como Carrie Underwood, Keith Urban, Shania Twain, Faith Hill o LeAnn Rimes, o grupos como Lonestar o Rascal Flatts.

Es de suponer que esta pulseada entre lo más pop y lo más tradicional seguirá por muchos, muchos años más y esperemos que esta contienda traiga como resultado una sana competencia que dé como resultado lo mejor de los dos mundos.

Aqui les dejamos a dos mayores figuras femeninas del sonido Country-pop de todos los tiempos: Patsy Cline y Carrie Underwood.

 

 

 

Raúl J. Tejeiro